Están compuestas básicamente por la Policía Nacional Filipina, dependiente del Departamento de Gobierno Local e Interior, y formada por aproximadamente 115.000 efectivos; los Guardacostas, dirigidos por la Armada pero integrantes técnicamente del Departamento de Transporte y Comunicaciones, que suman 3.500 unidades; Y por último las milicias locales de ciudadanos armados, y las Unidades Geográficas de las Fuerzas Armadas Civiles (CAFGUs, Civilian Armed Forces Geographical Units), estimadas en torno a 40.000-82.000.