FERNÁNDEZ DE GAMBOA FERNÁNDEZ DE ARROYABE, Agustín
[Nanclares de Gamboa (Alava) 28.08.1789 / Madrid 10.04.1850]

  • Nació en un pequeño pueblo de la provincia de Alava, siendo sus padres Pedro Fernández de Gamboa y María Gertrudis Fernández de Arroyabe. Murió siendo soltero. Su hermana, Juliana, estaba casada con un hermano de Juan Alvarez Mendizábal. Su tía Carmen estaba casada con Francisco Brunet, comerciante donostiarra.
  • A los 17 años tenía realizados seis cursos de estudios literarios, que abandonó para participar en la guerra contra los franceses. Entró a servir como soldado distinguido (14.10.1808) en un Regimiento de Granaderos de Caballería. Participó en varios combates: Almoracid (11.08.1809), Ventas de Quesada, Madridejos (6.11.1809), Cuesta del Madero (8.11.1809), Ocaña (10 y 19 de noviembre). Participó en la retirada hacia Andalucía, siempre a las órdenes del general Freyre, y teniendo por compañero a quien sería una de las personalidades políticas más notables del siglo XIX, Juan Álvarez Mendizábal. Dicha relación marcó su vida a partir de ese momento. En 1811 era cabo del Regimiento de Dragones de Madrid, e intentó entrar en la Academia como Cadete, pero su solicitud fue rechazada.
  • El 19 de diciembre de 1812, ingresó como Cadete en la Academia Militar de San Fernando, en la que permaneció hasta el 3 de marzo de 1815. Su aprovechamiento fue calificado con sobresaliente, siendo nombrado para tener a su cargo "una clase de táctica de caballería". En dicha fecha fue destinado como Alférez en comisión al Regimiento de Infantería de Navarra; y antes de finalizar el año (28.11.1815) su nombramiento se elevaba a propiedad. El 1 de abril de 1816 era trasladado al Regimiento de cazadores del Rey, como maestro de cadetes de la Academia de sargentos y cabos de la caballería; y dos años más tarde (11.11.1818) al Escuadrón de caballería del Depósito de Ultramar, con destino en la Isla de León. En dicho año solicitó su ascenso a Teniente, petición que le fue denegada (18.11.1816). En 1819 participó en la conjura preparada por el conde de La Bisbal, y de acuerdo con el testimonio de Alcalá Galiano se le encomendó el traslado de la correspondencia que enviaba la Junta instalada en Gibraltar. Durante este año fue nombrado Ayudante de Campo del general O'Donoju.
  • Tras la implantación del sistema liberal participa en actividades políticas (Sociedad Patriótica de Sevilla 28 de junio de 1820). Poco después, obtuvo su nombramiento de Teniente del Regimiento de Farnesio (1.09.1820). Poco tiempo después abandonaba la caballería al ser nombrado 5º Jefe de subdivisión de la sección de guerra de la tesorería general (7.12.1820). Cuando en febrero de 1821, Madrid era presa de la tensión a causa de las maquinaciones de los absolutistas, Fernández de Gamboa tomó un decidido partido en favor del sistema constitucional alistado en la Partida de Bertrán de Lis. Parece evidente que su participación en la política del período fue bastante intensa. Posteriormente pasó destinado como Pagador al primer Distrito Militar (10.06.1822), cargo en que continuaba desempañando al producirse la caída del régimen liberal un año más tarde (1.10.1823).
  • En 1823 se vio obligado a exilarse, trasladándose a Inglaterra. Durante su estancia en el Reino Unido mantenía relaciones comerciales con Juan Alvarez Mendizábal. Sus actividades eran vigiladas por la policía española, que en 1826 se mostró nerviosa por la posible realización de un viaje a Gibraltar. A principios de dicho año pasó a Francia (23.02) y la policía gala siguió todos sus pasos. Se dio orden de vigilarlo estrechamente, pues se creía era portador de alguna comunicación entre los grupos de refugiados españoles en ambos países. En los informes se señala que Gamboa había indicado que viajaba por razón de turismo, pero la seguridad gala indicaba que lo hacía como miembro de una comisión creada por el Ministro de Hacienda inglés para recabar informaciones en el pleito que Mendizábal había presentado contra el ex-cónsul español Machado. Entre los informantes se encontraba Rothschild. El 29 de marzo la policía le comunicaba que podía regresar a Francia. Al abandonar Calais fue objeto de un minucioso registro y se le recogieron cuatro cartas.
  • Poco tiempo después (1.11.1826) un tribunal sevillano le condenaba a muerte en rebeldía por su participación en los sucesos de 1820.
  • Tres años más tarde regresaba a Francia (14.03.1829), llevando un pasaporte holandés. Su viaje obedecía a razones comerciales y estaba avalado por tres célebres banqueros asentados en París, Ardoin, Herrera de Tejada y Carrasco. En esta ocasión solicitó permiso para realizar cuantos viajes considerase oportuno, pero el Gobierno francés se limitó a contestar que estudiaría cada petición concreta. Al año siguiente (1.04.1830) regresaba a Francia.
  • Su rehabilitación se produjo tras la muerte de Fernando VII, abonándosele por entero todo el tiempo transcurrido desde su cese anterior (20.12.1834). A principios de 1835 solicitaba licencia para continuar fuera de España para atender a los negocios de comercio a los que estaba dedicado desde hacía 10 años. Su instancia contaba con el apoyo del Embajador español en Londres, Miguel Ricardo Alava. Siendo Ministro de Hacienda Juan Alvarez Mendizábal, fue nombrado Vocal de la Comisión de Hacienda de España en Londres (23.10.1835).
  • Tras la sublevación de La Granja, el Gobierno Calatrava realizó una profunda renovación de representantes diplomáticos, siendo fundamental en estos cambios el nombramiento de Cónsul en Bayona, para el que se escogió a Agustín Fernández de Gamboa (7.10.1836). El 23 de diciembre de 1836 tomaba posesión de su destino, aún cuando el exequatur se retrasó un mes más. Sus detractores le acusaron de haberse enriquecido en la realización de sus funciones oficiales, pero jamás aportaron pruebas que demostrasen tales afirmaciones. En ese periodo formaba parte de la banca Carbonell, Mendizábal y Lasala, afincada en San Sebastián. La lectura de la correspondencia durante el largo período en que ejerció la representación en Bayona evidencia un gran interés en la defensa de la causa de Isabel II, en unas circunstancias en las que resultaba harto difícil el desempeño de su misión.
  • Dos fueron los problemas fundamentales: evitar que los carlistas pudiesen aprovisionarse libremente de todo lo necesario para continuar la guerra civil; y tratar de que las autoridades francesas adoptasen una actitud más decidida en el control de la frontera. Entre sus instrucciones estaba la de mantener correspondencia con todas las autoridades civiles y militares que se encontraban cercanas al teatro de la guerra, lo que realizó con gran eficacia. Buen exponente de ello es el informe del Embajador español en París, quien decía de él: "En el poco tiempo que hace que desempeña aquel consulado ha hecho muchos servicios a la causa de la nación, manifestando el mayor celo, inteligencia y patriotismo" (22.07.1837). El 14 de febrero de 1839 se le ordenó trasladarse a Madrid para informar personalmente al Gobierno del estado de los asuntos que se le habían encomendado. Se trataba sin duda de la deserción carlista, la empresa Paz y Fueros, y el control de los suministros carlistas principalmente.
  • Al finalizar la guerra, Gamboa mantuvo una tensa relación con el Marqués de Miraflores, Embajador en París. Dos eran la razones fundamentales: la postura ante el problema foral y el control de los refugiados que deseaban regresar a España. Frente a las tesis del Embajador, intentó evitar una afluencia masiva de carlistas que pudiera desestabilizar los planes de pacificación. En todo momento contó con el apoyo de las autoridades militares y muy especialmente con el de Baldomero Espartero.
  • Su llegada al Ministerio (3.10.1840) se produjo de la mano de Baldomero Espartero, con el que había estrechado relaciones durante los años de la Primera Guerra Carlista.
    En la polémica por la Regencia, durante la minoría de Isabel II, defendió la tesis trinitaria, que aspiraba al existencia de tres regentes. El 15 de septiembre de 1841 fue nombrado Director general de Aduanas, Aranceles y Resguardos, y Presidente de la Junta directiva y consultiva de aranceles creada en esa misma fecha, en el Ministerio de su antiguo subordinado Pedro Surrá y Rull. En dicho cargo permaneció hasta el 9 de enero de 1843. Tras la aprobación de la modificación foral navarra, presidió la Comisión encargada de negociar el arreglo de las otras provincias, y de la que formaban parte Angel Fernández de los Ríos, Claudio Antón Luzuriaga, Juan Tena, Francisco Bartolomé y Coloneo, y Manuel López Hacedo.
  • En septiembre de 1843 pasó a los baños de Cestona y un mes más tarde fijó su residencia en San Sebastián "donde tengo mi casa y familia". En dicha ciudad mantuvo estrechas relaciones con notabilidades de la vida política y económica como las familias Collado y Lasala. Al llegar los moderados al poder, Fernández de Gamboa era vigilado porque se le consideraba uno de los hombres fundamentales del partido progresista. Hacia 1846 trasladó su residencia a Madrid.
  • Movido quizá por sus problemas de salud que le imposibilitarían tomar parte en cualquier nuevo Gobierno progresista, solicitó su jubilación el 8 de enero de 1848. El 12 de agosto de 1848 era elegido Presidente interino de la Junta de Gobierno del Banco de Fomento y Ultramar. Falleció en Madrid el 10 de abril de 1850. En su testamento se puede apreciar que era poseedor de una biblioteca compuesta de casi doscientos títulos, relacionados en su mayor parte con temas hacendísticos y administrativos. El inventario de sus pertenencias realizado tras su óbito resulta de gran interés. En él podemos encontrar varios retratos de los personajes símbolo del liberalismo: Mina, Argüelles, Napoleón.

    Actividad ministerial:
    El 3 de octubre de 1840 era nombrado Ministro de Hacienda (tomó posesión el 16 de octubre), en un Gabinete presidido por Joaquín María Ferrer. Su equipo ministerial estaba constituido por gran parte de los que colaboraron con su amigo Mendizábal, y en su programa existían numerosos puntos de coincidencia con las propuestas de éste. Una de sus ideas fundamentales fue la necesidad de restaurar el crédito público, pagando los intereses de la deuda, propuesta en la que estaban de acuerdo todos los financieros españoles que tenían amplios contactos en el exterior. Su dimisión (6.03.1841) impidió que pudiese poner en práctica sus proyectos. Continuó desempeñando el puesto interinamente mientras se nombraba un sucesor.
    Actividad parlamentaria:
    Elegido para representar a la provincia de Navarra en 1841. Durante la legislatura tomó parte en numerosas comisiones de carácter económico e incluso llegó a ocupar puestos de responsabilidad en las mismas. Una de las comisiones de las que formó parte en tal período fue la de "Arreglo de los fueros de Navarra", cuya presidencia ocupó. La aprobación unánime de la propuesta de esta comisión, hizo que Gamboa apenas interviniese durante la legislatura. Fue reelegido para la primera legislatura de 1843. Por Real decreto de 16 de agosto de 1847 fue nombrado senador vitalicio, prestando juramento en dicha Cámara el 4 de diciembre del mismo año. No intervino en ninguna ocasión.
    Patrimonio y rentas:
    Durante su exilio en Inglaterra creó una casa de comercio, que mantenía relaciones con importantes casas comerciales de París. La policía francesa señala que trabajaba para la casa Dartey de Londres. En 1841 estaba en el consejo de Administración de la compañía de seguros creada por Antonio Jordá Santandreu. La valoración de sus propiedades realizada por sus herederos ascendió a 1.437.891 reales y 23 maravedíes. Cabe destacar entre las principales partidas las acciones (428.940 rs.) y una finca en Extremadura valorada en 300.000 rs., adquirida sin duda en la desamortización.
    Honores y condecoraciones:
  • Estaba en posesión de diversas condecoraciones: Gran Cruz de Cristo de Portugal; Cruz Supernumararia de Carlos III concedida el 18 de agosto de 1837 por los señalados servicios que ha prestado; Cruz del 7 de julio de 1822 y de los que resistieron en Cádiz en 1823.
  • El Ministro de Hacienda le concedió honores de intendente de provincia para premiar "los servicios que ha prestado en la asistencia y aprovisionamiento del Ejército del Norte" (30.06.1837).
  • El 22 de enero de 1839 se le concedieron los honores de Secretario de S.M. y el 29 de abril de 1839 se le nombró Secretario con ejercicio de Decretos de Isabel II.
  • Al finalizar la guerra carlista Baldomero Espartero solicitó que sus servicios en la terminación de la guerra y en la cuestión del internamiento de don Carlos recibiesen un reconocimiento. Al estar en posesión de las condecoraciones del Ministerio de Estado, se solicitó para él los honores de Intendente de Marina.
  • Obras:
  • Breve examen de los decretos de 6 agosto 1842 y 24 enero 1843, y manifestación del cumplimiento dado al de 15 de setiembre de 1841 por Don Agustín Fernández de Gamboa, Director general que fue de Aduanas, Aranceles y Resguardos. Madrid. Aguado, 1843.
  • Exposición a las Cortes por D. Agustín Fernández de Gamboa dando cuenta de sus actos como Ministro de Hacienda desde 16 de octubre de 1840 hasta 6 de marzo de 1841. Madrid. Compañía Tipográfica, 1841.
  • Fuentes y bibliografía:
  • A.C.D. General leg. 69 exp. 42
  • A.G.M.S. Sección 1ª F-230
  • A.H.N. FF. CC. MºH. leg. 2.659 exp. 270
  • A.H.P. 25.916, 25.917.
  • A.M.A.E. Expedientes personales. leg. 93 exp. 4581
  • A.N. París. F7-12.015
  • A.S. leg. 161 exp. 7.
  • ABEPI I F 321, 295-297; II F 334, 41
  • DBTL 229
  • SIMON PALMER, María del Carmen: "El espionaje en la última etapa de la primera guerra carlista: nuevas cartas de Aviraneta y de Fernández de Gamboa". En Cuadernos de Historia, IV (1973): 289-380.